Tumores peritoneales

El peritoneo es la fina membrana que recubre la pared abdominal por su cara interna, y que se prolonga sobre la superficie de todas las vísceras intra-abdominales (estómago, intestino, hígado. páncreas, genitales), a las que recubre también, constituyendo una extensa superficie, polimorfa y de disposición espacial compleja.

En esta capa se originan tumores como el carcinoma papila seroso peritoneal primario (absolutamente superponible en su estructura, comportamiento clínico-biológico y tratamiento a su homónimo de origen ovárico) y el mesotelioma peritoneal. Es, también asiento de los tumores de todas las vísceras abdominales que, atravesando el espesor de éstas, alcanzan a su superficie peritoneal, liberando células a la cavidad peritoneal, que se esparcen e implantan, metastatizando sobre el peritoneo, constituyendo una entidad denominada carcinomatosis peritoneal.

Su pronóstico se consideraba clásicamente ominoso, aunque modulado por el tipo tumoral de origen (los tumores primarios en general con mejor pronóstico y supervivencia más larga que las metástasis peritoneales), y por la sensibilidad a la quimioterapia de cada tumor en particular.

A pesar de tratarse de estructuras tumorales difusas constituidas por múltiples nódulos y placas tumorales de diverso tamaño salpicadas a lo largo y lo ancho de la cavidad peritoneal, tanto los tumores peritoneales primarios como casos bien seleccionados de carcinomatosis peritoneal son tributarios de tratamiento eficaz merced a un procedimiento  que combina la cirugía radical peritoneal con la quimioterapia intraoperatoria hipertérmica o con la quimioterapia intraperitoneal postoperatoria inmediata (seguidas posteriormente de quimioterapia sistémica), con una notabilísima mejora del pronóstico de estos tumores, incluyendo significativos porcentajes de supervivencia a largo plazo.

2018 Dr. Polavieja. Todos los derechos reservados.